Loading...

Etiqueta: pangea

El iPhone X supera al Galaxy S8 en los benchmark, ¿es de verdad tan potente?

Con el nuevo iPhone X ya presentado, llega la hora de las comparativas. Si hay una caracterísica del nuevo móvil en la que éste se presta a ello, es en el procesador, el Apple A11 Bionic, según parece el más potente fabricado hasta la fecha. Es un motivo de orgullo para la compañía, que no ha escatimado en elogios hacia sus ingenieros.

La comparativa más evidente es entre el Apple A11 Bionic del iPhone X y el Snapdragon 835, el segundo SoC más potente del mundo a día de hoy. También es lógico incluir al Exynos 8895 que equipa el Samsung Galaxy S8 en la mayoría de sus versiones, entre ellas la que se vende en España.

Por ahora, de lo poco que disponemos del A11 es de la información que el fabricante ha querido facilitar y, por suerte, de un Benchmark filtrado a través de la aplicación Geekbench, una de las más populares al medir el rendimiento de los SoC.

La clasificación elaborada por dicha app no sólo dice que el iPhone X es el móvil más potente a día de hoy, sino que incluso machaca y casi llega a doblar a la competencia. Sin embargo, hay que tener pensamiento crítico y plantearse ¿qué hay de cierto en esto? Lo analizamos.

Los procesadores, mucho más que simple potencia

Un procesador móvil es el “cerebro” del dispositivo. Se encarga de garantizar que todo funcione, que lo haga bien y que lo haga de forma fluida. No sólo proporciona la potencia, los GHz necesarios para mover aplicaciones y procesos, sino que se encarga del funcionamiento de componentes tan dispares como la cámara o la pantalla, de ahí que compañías como Qualcomm sean líderes en tecnología a nivel mundial.

Este proceso es caro, por eso sólo los fabricantes más importantes se pueden permitir producir sus propios chips. Apple lo hace, Samsung también, al igual que Huawei o Xiaomi, pero poco más. Es alta tecnología.

Cuando valoramos el rendimiento de un procesador, solemos caer en el error -y aquí entonamos el mea culpa– de centrarnos en exceso en la pura potencia. Por suerte para todos, los desarrolladores de aplicaciones de Benchmarking como GeekBench ven mucho más allá: también puntúan todos esos campos en los que interviene un chip, como la calidad de la pantalla o el procesado de las imágenes de la cámara, pasando por la conectividad y otros aspectos.

A la luz de esta variedad de puntos a valorar, debemos reexaminar al detalle el Benchmark del Apple A11 Bionic que equipa iPhone X y compararlo con otros dispositivos, empezando por supuesto por el Samsung Galaxy S8, aunque no quedándonos ahí.

 

Casi 10.000 puntos: parece que el A11 Bionic arrasa incluso a los mejores Android

Echemos un vistazo a los números. Si vamos a la web de Geekbench, podemos acceder a golpe de click a los resultados de cientos de pruebas realizadas a todos los móviles del mercado. Si nos fijamos en la que se ha filtrado del “iPhone 10,5”, vemos que su puntuación global es de 9.959 en el modo multinúcleo.

En comparativa, el S8 con Exynos 8895 palidece, y es que este smartphone “sólo” alcanza los 6.495 puntos, bastante más por ejemplo que el Xiaomi Mi 6 con Snapdragon 835. Éste móvil chino llega hasta los 5.990. Aquí puedes consular la clasificación de Android, el top de los más potentes.

La diferencia es sustancial. Hablamos de práticamente un tercio más de potencia, suficiente para marcar el paso durante toda una generación. Android está en problema, en particular los fabricantes que dependen de que Qualcomm se saque de la chistera una obra maestra para 2018.

No obstante, una vez más debemos poner un pero: miremos con lupa los números. Hemos dicho que un SoC no es sólo capacidad, memoria y GHz y que los Benchmark, lo saben, así que…¿es realmente el iPhone X tan potente? ¿De dónde salen esos resultados?

Los cimientos del dominio del iPhone X sobre la competencia

HDR, cámara, reconimiento de voz o facial son sólo algunos de los aspectos que mide una prueba de rendimiento como la de Geekbench. Evidentemente, no sabemos del todo cómo funcionan, al igual que es poco probable conocer al detalle el funcionamiento de un chip. Es la fórmula de la Coca Cola de los móviles.

Lo que sí vemos es lo que nos quieren contar, que es bastante. Por ejemplo, se pueden consultar los resultados del Apple A11 Bionic en cuanto a rendimiento desgranados según la parcela valorada por el benchmark. En la siguiente imagen se aprecian algunos de los más importantes. El resto están disponibles aquí.

 

Como se puede ver, la capacidad de procesado es impresionante. En apartados como la cantidad de palabras que puede asimilar el reconocimiento de voz o el HDR, su puntuación es elevadísima. El punto de esta clasificación es que ambos aspectos no son precisamente lo que el usuario de base “entiende por potencia” pero sí que tienen mucho que ver.

Nadie quiere que un móvil se ralentice cuando tiene que procesar la foto que acaba de hacer o que no sea capaz de reproducir un vídeo en alta resolución de forma fluida. Para eso, es necesario un muy buen procesador, y el A11 lo es, a tenor de los resultados.

La pega que se le puede poner a los resultados del A11 Bionic de Apple es que, en comparación con la competencia, los números son un poco engañosos. Cimienta su dominio sobre características mencionadas como el HDR o el reconocimiento de voz, cuya pregunta lógica es ¿cómo de importantes son para el usuario?

Para contrastar, veamos qué puntos obtiene el S8 (izquierda) o el Mi 6 (derecha) en los mismos apartados. Se aprecia que, aunque también se llevan lo suyo, están a bastante distancia del A11. Son por ejemplo 5.000 puntos de diferencia en el HDR.

Si crees que el iPhone X va a ser muchísimo más potente que el Galaxy S8 o que el Huawei P10, quizás te lleves una decepción, al menos en cuanto a la experiencia de usuario. No tiene por qué ser mucho más “rápido” a la hora de abrir aplicaciones o jugar a juegos. Es el problema que tiene el quedarse sólo con la puntuacion global obtenida en el Benchmark.

En líneas generales se puede decir que sí, el A11 les da un revolcón a todos los rivales, pero con matices no en cuanto a rendimiento -que está fuera de toda duda- sino en cuanto a la interpretación que damos a los mismos. Demasiado optimismo puede llevar a error a los usuarios que desconocen exactamente qué es “potencia” en un procesador.

Fuentes original: http://computerhoy.com/noticias/moviles/iphone-x-supera-galaxy-s8-benchmark-es-verdad-tan-potente-68021

Tomado de: ComputerHoy.com

Pangea Lab empresa de innovación holística y creatividad de negocio.

CONSEGUIMOS LO QUE TOLERAMOS

Por: Juan David Ariza 

Las circunstancias de la vida, tan inexplicables e inciertas como ninguna otra. Vivimos para contar lo inexplicable, para ser cómplices de las improbabilidades del universo. La vida nos da la baraja de cartas y nosotros decidimos como viviremos. Bueno o malo, justo o injusto, nadie decide cómo va a empezar su vida pero tiene el poder de decir cómo va a terminarla. Pocas son las personas que se dan cuenta de su poder interior. Esa llama interna que les sirve como motor de vida pero que es subestimada y en ocasiones poco trabajada. El ser humano tiene dones que otros pocos seres vivos tienen, somos creadores y arquitectos de nuestro universo. Un universo del que ni siquiera conocemos los límites. Paradójicamente, nos imponemos nuestros propios límites. Es como si nos sintiéramos cómodos limitándonos y aceptáramos esa realidad. Rocky Balboa lo tenía muy claro y lo demostraba en sus actos: “Si sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces”. No hay ninguna persona que determina nuestro valor, nosotros mismos nos lo damos.

¿Hasta dónde esa realidad va de acuerdo a lo que queremos? ¿Cómo se puede actuar para cambiar esa realidad? ¿Cómo crecemos y actuamos en dirección hacia nuestra anhelada realidad?

El dominio del ser puede ser una de las mayores virtudes para una persona. El estoicismo , una escuela filosófica que se centraba en el dominio del ser y en trascender más allá del mundo externo, constituyó a varios filósofos e incluso emperadores como Marco Aurelio que lograron dejar un legado a través del tiempo gracias a su forma de pensar. Epicteto, filósofo griego, tenía claro que el cambio se iniciaba con un pensamiento: “Siembra un pensamiento y cosecha una acción; cosecha una acción y siembra un hábito; siembra un hábito y cosechará un carácter. Siembra un carácter y cosechará un destino. Pero todo empieza con una simple acción. El resto vendrá sólo.” El cambio de pensamiento produce un cambio de vida. La vida es crecimiento y él que no esté dispuesto a cambiar sus pensamientos, no estará dispuesto a cambiar su vida.

Para lograr ese cambio, debemos estar conscientes, sentir lo que pensamos, en otras palabras debemos estar en el presente. El presente como el espacio temporal en el que ocurren los milagros, el espacio en que dirigimos nuestro destino y somos testigos de lo que es vivir. No hay mejor manera de honrar la vida que estando en el presente. No le demos fuerza a un mal momento, no le demos poder a una persona que no lo merece. Hay dos cosas que podemos hacer para conservar el poder: aumentar la confianza en quién soy y las decisiones que uno toma. No seamos una estadística, seamos un milagro. Cuando el ahora esté aprovechado, el futuro será garantizado. Conseguimos lo que toleramos. Pues ya que, ¿Si no vas por todo a qué vas?

Foto tomada de: http://rafaelcabo.com/por-que-estas-aqui-experiencia-upw-con-tony-robbins-londres-2012-2/

Juan David Ariza

EL FUTURO INCIERTO DE LA SEGMENTACIÓN

Por: Carlos Palacio

Los familiares, los fitness, los exploradores, los que viven al límite, los rebeldes, los religiosos, los intrépidos, los arriesgados. los valientes, etc .

Todos estos son algunos de los patrones que nos hemos inventado para diferenciar el comportamiento en diversos grupos de personas. En este contexto siempre hemos tratado de encajar al consumidor  en perfiles  que repiten siempre la misma conducta. Lo que conocemos como segmentación.

Cada año empresas grandes o pequeñas y algunos emprendedores se toman el trabajo de crear y/o diseñar productos y marcas, que, sin importar su inversión de dinero fracasan en su primer año de vida. Así no lo confirma la revista Forbes, donde nos dice que 8 de cada 10 productos, empresas o marcas no sobreviven después de algunos meses.

Esto se debe a que siempre nos han dicho que la mejor forma de conseguir clientes fieles o que al menos nos compren, es ligándolos a un arquetipo  o un estilo de vida que refleje la forma en la que  consumidor está viviendo.  Por esto decimos que segmentar es la forma mas común con la que tratamos de entender al ser humano, es decir, es la forma más mediocre  con la que colocamos una etiqueta al individuo.

Alan Lafley  presidente y CEO de P&G ( Procter & Gamble) ha manifestado  que necesitamos un nuevo método con cual comercializamos a nuestros clientes, es decir, tenemos que crear un nuevo sistema que sea efectivo a la hora de vender un producto, marca o servicio.

Porque la  verdad es imposible segmentar al ser humano, puesto que cada uno de nosotros somos diferentes personas al mismo tiempo, todo depende del contexto, el momento, el estado emocional y la experiencia que se tenga.

Cuando una marca empieza a segmentar su comunicación, su oferta y sus productos automáticamente comienza a combatir contra sus propios clientes. Debido a que estos consumidores son personas impredecibles, es decir, seres plurales. Individuos que tienen un mundo y una vida que siempre está en un cambio constante, y que son personas que tienen la facilidad de cambiar sus gustos y hábitos de forma inmediata.

Por lo tanto, nos encontramos  con un concepto que no ha evolucionado y no se ha adaptado al  cambio que está sufriendo la sociedad, la nueva era de medios, los productos y los servicios. Cada día se hace  más complicado poder desarrollar dicha herramienta. Un ejemplo de esto es el día a día de cualquiera de nosotros. Posiblemente hoy ya has visto noticias conservadoras , visitado una página de moda, escuchado música alternativa y  publicado diferentes cosas en las  redes sociales y de pronto cuando llegues a tu casa vas a mirar el reality del momento.

Jennifer Barron y Jim Hollingshead en su publicación “conseguir que la segmentación funcione”, nos cuentan que la segmentación tradicional trae un problema esencial que nos lleva al fracaso en la comercialización de un producto. Y son los planteamientos que se le imponen a cierto tipo de personas  no corresponden al verdadero comportamiento que tienen frente al mercadoPor lo que clasificar a las personas en pequeños grupos es un error  que nos lleva a conclusiones falsas!!.

Es importante que entendamos que así como la comunicación ha cambiado, el consumidor también.  Es por  esto  que tenemos que hacer algo más que una simple segmentación. ¡Necesitamos crear una estrategia que sea flexible!,  con la cual,  podamos entender la forma en la que las personas viven, trabajan y consumen. Es decir, generar un plan que pueda ser relevante en todas las fases del consumidor. Va  a ser en ese momento donde las empresas, las marcas y los productos van a empezar hacer mas exitosos.

LAS MARCAS GRANDES SE HAN VUELTO PEQUEÑAS

POR: Carlos palacio

Hoy en día existen marcas muy grandes, que han dejado de ser Grandes Marcas.

Durante toda la historia nos hemos negado a la realidad. Siempre nos hemos demorado en aceptar lo que alguien ya había visto hace tiempo, como cuando nos decían que la tierra era redonda.  Y nos estamos demorando en aceptar que el mercado ha cambiado, que lo que te hace importante no es tu estructura ni en cuantas partes puedas estar, sino que lo que te hace grande es lo que le importas a los demás.

En esta nueva época el consumidor nos obliga a pensar mas allá de lo que ofrecemos, de nuestra competencia y  de nuestros objetivos. Ahora tenemos que estar pensando en cuales son las motivaciones humanas que estamos activando. Como lo afirma el autor de “Human Media” “Map Makers” y escritor de un reconocido blog Isra Garcia.

Actualmente el crecimiento de una de empresa depende de sus empleados, accionistas y futuro negocio, es decir, sostenida y sostenible en el tiempo. Un sistema, que parece nunca acabarse.  Pero este sistema aunque parezca infalible está creando una diferencia entre una Gran marca y Marca Grande.

El secreto de una GRAN MARCA es que no se está enfrentando a reinventar un modelo de negocio que le perdure en el tiempo, sino que esta en la lucha de motivar comunidades que sustenten su objetivo como marca. Es decir, son capaces de hacer de un producto o un servicio una experiencia diferente y relevante, algo único, para ti.

 ¿Qué puede tener hoy de único y especial un Iphone? ¿que tiene de especial y único estar en Bogotá y comer en un Corral o un Subway si en cada cuadra encuentras uno?

Cuando una marca crece por sus objetivos económicos, está obligada a dar la misma experiencia que tenías en un establecimiento a miles y miles de ellos, por lo que deja de ser única. Cuando esto sucede es que ya no hay nada importante, nada que te haga singular y es ahí cuando dejas de ser una Gran Marca y te conviertes en una Marca Grande. Como lo menciona Isra García en su libro Human Media la nuevas formas de comunicación han descentralizado el poder que antes pertenecían a las grandes marcas.

Debido a todo esto es que el consumidor prefiere ir al carpintero del barrio a comprar sus muebles, ya que con el puede diseñar a su gusto y escoger los materiales de su preferencia. Lo cual lleva a la creación de un producto único y original, llevando al consumidor a una experiencia mas gratificante que ir toda una tarde y perderte en TUGÓ.

Por esto es que cada vez el mercado le apuesta y le apasiona lo local, por que es singular, porque te da algo que en otros lugares no te pueden dar. Porque en un mundo donde hay tantas cosas lo que te hace grande no es el tamaño ni la estructura que tengas, sino que lo que te hace grande, es ser diferente.

Las marcas que no dejen de pensar como un monopolio, a modelos que les permitan crear diferentes experiencias al consumidor, que sean marcas capaces de proponer un propósito, no para ellas, sino para nosotros estarán dispuestas a pasarla mal los años que vienen.

Autor: Carlos Palacio

PANGEA LAB GANA ORO

14184529_614531062054577_1002459823083768070_n

Pangea Lab y su propuesta se llevan el Oro en la categoría CEE APP de los Mupi JcDecaux Awards 2016 ( Idea: Germán Espitia Aponte y Samir Farah). Leímos el brief sobre la paz, nos gustó el reto de hacer un mupi que integrara tecnología y digital, pensamos en una idea no en el premio; hoy tres grandes jurados (capos todos) Martín Mercado de Argentina , Lucho Correa de Colombia y el amigo mexicano Héctor Fernández La eligieron como ganadora.
Ese es el mejor premio una idea que se va a hacer realidad como la paz que todos esperamos.

Print